Bonsái estilo balsa (Ikadabuki)

24 abril, 2018 0 Por Juan Pascual Azorín Martinez
Bonsái estilo balsa (Ikadabuki)

El bonsái estilo balsa es un diseño que puede ser encontrado en la naturaleza cuando un árbol sufre las inclemencias de un fenómeno natural, como fuertes vientos, inundaciones, avalanchas, deslizamientos de tierra, terremoto, entre otro fenómeno. En donde el tronco del árbol es derribado y cae sobre la superficie de tierra, sin separarse de las raíces, quienes le brindan los nutrientes y el sustento necesario para vivir.

Este estilo es uno de los más controvertidos, ya que da la impresión de no reflejar un árbol de la naturaleza, no obstante, este diseño se puede conseguir en las selvas tropicales. El bonsái estilo balsa requiere de conocimientos, ya que es una forma difícil de lograr. La clave para lograr este estilo es el tronco que se posiciona de forma horizontal. Ya que debe darle un efecto visual con curvas, retorcido, con partes altas y bajas. No puede ser una línea recta, por cuanto no llamaría la atención.

Características del bonsái estilo balsa (Ikadabuki)

Bonsái estilo balsa (Ikadabuki)

 

  • La principal característica es el tronco sobre la superficie de la tierra, que debe tener una forma sinuosa, con el fin de brindar la impresión, de que existe un grupo separado de árboles.
  • Las especies de árbol que se pueden utilizar son muchas como el olmo, el olivo, el ficus y el granado. En algunos casos se usan los juníperos y los pinos.
  • Este diseño requiere de una maceta baja, la cual permite resaltar el tronco del bonsái. Asimismo, requiere que sea alargada para que el tronco caído tenga suficiente espacio.

Cómo lograr el bonsái estilo balsa (Ikadabuki)

Bonsái estilo balsa (Ikadabuki)

  • Se debe buscar una maceta lo suficientemente larga para colocar el tronco de forma horizontal.
  • Las ramas de crecen hacia abajo, es decir, hacia el costado que quedara sobre la superficie, deben ser eliminarse, de igual formas las ramas que no se van a utilizar en el diseño.
  • Las ramas restantes deben ser alambradas, con el fin de lograr la forma deseada.
  • Es necesario eliminar la corteza del tronco que va sobre la superficie, de igual forma el cambium. Luego, es necesario rociar con hormona enraizante, el área del tronco que se le quito la corteza.
  • El sustrato debe ser de propósito general, el cual debe cubrir el tronco que se encuentra sobre la superficie, solo deben quedar expuestas las ramas verticales.
  • El sistema de raíces del árbol caído debe dejarse, por un tiempo, mientras que el tronco sobre la superficie, genera nuevas raíces. Cuando esto suceda las raíces del árbol caído puede eliminarse.