Bonsái estilo barrido por el viento (Fukinagashi)

El bonsái con estilo barrido por el viento refleja a los árboles que se encuentran en la naturaleza, luchando por sobrevivir. En este estilo se puede apreciar que las ramas y el tronco de la planta crecen en una misma dirección. Dando la impresión que el viento sopla y azota al árbol de forma constante hacia un solo lado. Todas las ramas del bonsái estilo barrido por el viento se inclinan hacia una misma dirección.

Es un estilo que reviste de belleza, por cuanto el efecto visual que logra es de ser sobreviviente de la naturaleza y el efecto de la acción del viento en sus ramas y tallo. Es uno de los estilos de bonsáis difíciles de lograr, ya que requiere de muchos conocimientos para lograr el realismo que asemeja. Este tipo de bonsái no se logra solo inclinando las ramas hacia un lado, sino que se debe captar la acción del viento sobre el bonsái.

Subestilos de bonsái barrido por el viento (Fukinagashi)

Bonsái estilo barrido por el viento (Fukinagashi)

  • Viento suave: Este busca representar la acción de un viento suave y constante sobre el árbol. Las ramas de este subestilo suelen inclinarse hacia abajo y algunas hacia el lado. Se debe lograr la ilusión óptica que las ramas tienen muy poco movimiento, lo cual requiere de mucho trabajo y de tener claro el diseño del bonsái.
  • Viento fuerte: los bonsái deben simular que reciben un viento fuerte, en donde las ramas se inclinan violentamente, al igual que el tronco. La inclinación del tronco deber ser suave y las ramas se inclinan hacia un lado y levemente hacia arriba.
  • Viento constante: el efecto que tiene que lograr este estilo, es simular que árbol fue formado por acción del viento, es decir, donde el viento es constante. Este árbol carece de un ápice recto marcado, las ramas son retorcidas.

Cómo lograr un bonsái estilo barrido por el viento (Fukinagashi)

Bonsái estilo barrido por el viento (Fukinagashi)

  • Podado: las podas para lograr este estilo deben ser recurrentes, por cuanto no se deben dejar crecer, ni engrosar mucho las ramas, ya que no reflejaran la acción del viento. El follaje de este bonsái no puede ser denso, lo que se buscas son ramas largas, delgadas y con muy poco follaje. Las ramas no deben crecer en dirección del viento, se requiere doblarlas en la dirección apropiada, para lograr apreciar la fuerza del viento.
  • Macetas: las macetas a utilizar para este estilo de bonsái, deben ser bajas y largas, con el fin de acentuar el efecto del viento. El bonsái no debe plantarse en el centro de la maceta, se debe sembrar a un costado de la misma. También se puede hacer una pequeña colina y plantarlo en la sima para simular la acción del viento.
  • Constancia: por ser un estilo difícil de lograr, requiere de constancia, para que el diseño quede muy realista. Se debe tener constate observación del bonsái para realizar los trabajos de poda y pinzado necesarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *