Bonsái estilo enraizado en roca (Ishisuki)

23 abril, 2018 0 Por Juan Pascual Azorín Martinez
Bonsái estilo enraizado en roca (Ishisuki)

El bonsái estilo enraizado en roca, crece dentro de los huecos o fisuras de una roca. Este diseño tiene un espacio muy pequeño donde pueden crecer y absorber los nutrientes necesarios para vivir. Este estilo debe dar la impresión de que el árbol está luchando por sobrevivir. El bonsái estilo Ishisuki tiene una visión bastante dramática, puesto que luchan para conseguir los nutrientes dentro de un ambiente adverso.

Cómo crear un bonsái enraizado en roca (Ishisuki)

Bonsái estilo enraizado en roca (Ishisuki)

  • En primer lugar se debe escoger la roca adecuada, la cual debe tener grietas y agujeros pequeños donde se puedan desarrollar las raíces del árbol.
  • Luego se debe seleccionar el árbol teniendo en cuenta la especie. Generalmente, los pinos son los preferidos para realizar el estilo enraizado en roca. No obstante, también se pueden emplear los árboles caducos.
  • Se requiere que los árboles para desarrollar este estilo gocen de buena salud y que tengan raíces largas.
  • El sustrato que este bonsái requiere es una mezcla de ½ de akadama y ½ de moho de jardín.
  • Colocar la roca que tiene el árbol plantado en una bandeja plana.
  • El árbol debe podarse luego de haberse plantado en la roca, con el fin de disminuir la demanda de nutrientes en su sistema radicular.
  • Al mes debe empezar el abonado del bonsái, ya que la cantidad de sustrato es limitada y hace que pierda los nutrientes fácilmente.
  • Es importante realizar el riego de forma continua, ya que el sustrato suele secarse rápidamente.
  • La roca debe fijarse a la maceta con unos alambres.

Características del bonsái enraizado en roca (Ishizuki)

Bonsái estilo enraizado en roca (Ishisuki)

  • Este estilo cuenta con tres elementos principales que son: el árbol, la roca y la maceta. Donde la roca es la de mayor importancia.
  • El bonsái enraizado en roca puede incluir diversas plantas que acompañan al árbol.
  • Pueden adoptar formas de otros estilos de bonsái.
  • Se puede utilizar pegamento para fijar las raíces, asimismo, horquillas para sujetar el musgo.
  • Dentro de las especies más utilizadas para lograr este estilo se encuentran el Ficus Malphigias-Chimimangos, además de la palma como los Crissantemos.
  • El tipo de roca que se recomienda son las metamórficas e ígneas, por la porosidad de las mismas. Cuando la roca es suave, la especie de árbol que se aconseja es la caduca. Las rocas con formas rectangulares son ideales para las coníferas. Se aconseja utilizar una roca con base estable y de textura rugosa, que cuente con una tonalidad oscura, a fin de destacar la planta.