Bonsái estilo semi-cascada (Han-kengai)

16 abril, 2018 0 Por Juan Pascual Azorín Martinez
Bonsái estilo semi-cascada (Han-kengai)

El bonsái semi-cascada o Han-Kengai es un estilo que se caracteriza por ser de mediana complejidad y es muy armonioso. Algunas personas piensan que este estilo deriva del cascada, no obstante, no se tiene claro cuál de ellos se desarrolló primero. Este es un estilo que requiere de técnicas especiales para su cultivo, pero que tiene menos complejidad que el estilo cascada.

El estilo semi-cascada simula a los árboles que se encuentran en la naturaleza y que crecen en zonas de pendientes fuertes, con fuertes vientos y con condiciones climáticas que hacen que el árbol crezca de forma vertical. El tronco del estilo Han-kengai generalmente suele dirigirse un poco hacia arriba y luego se dobla hacia abajo, sin llegar por debajo del tiesto.

Características del bonsái estilo semi-cascada (Han-kengai)

Bonsái estilo semi-cascada (Han-kengai)

  • Inclinación: este etilo requiere que el tronco tenga un grado de inclinación, la cual no puede pasar la parte baja de la maceta. Tiene cierto parecido al estilo cascada, pero su inclinación es más suave. A medida que baja el tronco del bonsái se pueden ver sus ramas hacia adelante.
  • Tronco: el estilo semi-cascada no requiere que el tronco sea recto, ya que este emula árboles que viven en sectores con condiciones climáticas fuertes. El tronco debe ser torcido y algo rugoso.
  • Nebari: se requiere que el nebari sea firme y que las raíces se encuentre sujetas al sustrato, es decir, se requiere que tenga fuertes raíces, ya que le darán estabilidad al bonsái.
  • Ramas: el estilo de las ramas al igual que el tronco deben reflejar las condiciones adversas que simulan este tipo de árboles. Es por ello, que las ramas no pueden ser rectas, están tienen que ser curvas y retorcidas. La rama trasera del estilo semi-cascada tiene que darle profundidad al bonsái.
  • Maceta: el estilo Han-kengai requiere de macetas altas y grandes, inclusive más que las que se utilizan en el estilo cascada. Una maceta que sea muy delgada no compensará el peso del bonsái y creará un efecto visual de inestabilidad. La maceta debe tener una altura dependiendo de la inclinación del tronco y de su follaje. Una de los tiestos que se utilizan para este estilo son las que simulan piedras.
  • Especies: para lograr de forma correcta este estilo se requieren árboles de especie caducifolias, es decir, árboles de hojas caducas. También, son utilizados los de especies frutales o de flores, como la glicina, ya que las flores y los frutos cuelgan.