Cuándo regar un bonsái

4 abril, 2018 0 Por Juan Pascual Azorín Martinez
Cuándo regar un bonsái

Uno de los cuidados más importantes que de be tener un bonsái es el riego. Para poder regar un bonsái de forma adecuada se deben tener en cuenta diferentes factores, como la especie de árbol, la estación del año, el tipo de maceta, el clima, entre otros. Es por ello, que no se puede decir con que exactitud la frecuencia que se debe regar un bonsái. No obstante, se pueden seguir algunas recomendaciones básicas para realizar un riego adecuado de los bonsáis.

Frecuencia para regar un bonsái

El riego de un bonsái depende de diferentes factores, es por ello que no existe una regla exacta para todos los tipos de bonsái. Para saber la frecuencia con la que se debe regar el bonsái, es necesario aprender a conocer las necesidades del tipo de árbol. Asimismo, tener en cuenta el tipo de clima, la existencia de viento, entre otros factores. Algunos consejos para regar los bonsáis son:

Tierra ligeramente seca

Una de las claves para saber que el bonsái necesita ser regado es mirar el estado de humedad de la tierra. Si la tierra está ligeramente seca el árbol requiere ser regado, cuando la tierra esta húmeda no es necesario regar la planta. Evite hacer el riego de los bonsáis de forma rutinaria.

Tipo de suelo

El tipo de suelo es uno de los factores que determina la frecuencia de riego del bonsái. Se recomienda que la tierra tenga una mezcla que le permita retener más agua, cuando no se pueda regar los arboles con frecuencia. Una de las mezclas que se aconsejan es akadama, roca volcánica y pomice.

Cómo se debe regar un bonsái

Para realizar el riego de un bonsái se pueden utilizar dos técnicas, las cuales son:

  • Con regadera: se debe utilizar una que tenga agujeros finos, evitando desplaza o erosionar el sustrato. La regadera debe simular la caída de la lluvia y hacer el riego con suavidad. Se debe regar muy bien la tierra hasta que el agua empiece a salir por los orificios de la maceta. En el riego es importante asegurarse que el sistema de drenaje de la macera es el adecuado, para evitar que las raíces se pudran y el árbol muera.
  • Inmersión: el riego por inmersión requiere de un cubo lleno de agua, para poder sumergir el bonsái. El tiempo que se debe dejar el bonsái sumergido es de 5 minutos o hasta que dejen de salir burbujas. Mediante esta técnica el sustrato se hidrata de forma correcta, en especial cuando se olvida regar la planta de forma adecuada.