Cuando trasplantar un bonsái

El trasplantar un bonsái debe realizarse para evitar que la tierra se sature de raíces y que el árbol muera. Ya que las raíces de todos los arboles crecen en busca de agua y nutrientes para su existencia. Es por ello que se recomienda trasplantar frecuentemente los bonsái. El proceso de trasplante no hará que el bonsái mantenga un tamaño pequeño, por el contrario el árbol se renueva para mejorar su floración y crecimiento.

Otro de los motivos por el cual se debe trasplantar un bonsái, es porque la tierra va perdiendo los nutrientes necesarios que necesita la planta. Esto se puede observar cuando se realiza el riego del árbol, ya que el agua penetra con dificultad la tierra. Cuando esto ocurre, si sacamos el árbol de la maceta, se puede ver las raíces que forman un ovillo enredado y bastante espeso, esto nos indica que la planta debe ser trasplantada.

Frecuencia con la que se debe trasplantar un bonsái

Para conocer la frecuencia con la que debemos trasplantar un bonsái, es necesario tener en cuenta diferentes factores. Uno de ello es el tamaño de la maceta, otro es el tipo de árbol que tenemos. Como norma general se conoce que las especies de árboles que tienen un crecimiento rápido deben ser trasplantadas cada dos años. No obstante, los arboles más ancianos o maduros se recomienda trasplantarlos cada tres o cinco años.

Antes de realizar el trasplante es necesario comprobar el estado del árbol, se recomienda hacerlo al final de invierno o principio de la primavera. Para ello se debe sacar de forma cuidadosa de la maceta y verificar que las raíces están en buen estado y que no se encuentran enrolladas alrededor de la maceta. Si las raíces no son visibles y se encuentran en el interior de la tierra, quiere decir que ese árbol todavía no necesita ser trasplantado.

En que época debo trasplantar el bonsái

La época recomendada para realizar el trasplante de un árbol bonsái es a finales del invierno y principio de la primavera, ya que la planta comienza a despertar. Pero no existe una fecha exacta, lo mejor es ver cuando las yemas están empezando a hinchar, justo antes de que broten. Cuando se realiza el trasplante en esta época el bonsái se recuperará rápido del sistema radicular y empieza su crecimiento. Por lo que, el daño que pudo ocasionar el trasplante se reduce a niveles mínimos.

Cómo realizar el trasplante de un bonsái

  • Primero se debe tener preparada la maceta, la tierra y las herramientas que se van a utilizar en el proceso de trasplante.
  • En segundo lugar se debe sacar el árbol de la maceta con mucho cuidado. Luego quitar la tierra vieja y con la ayuda de un rastrillo desenredar las raíces. También se puede poner un poco de agua para limpiar bien las raíces.
  • Recortar un tercio de las raíces de forma cuidadosa.
  • Plantar el árbol con mueva tierra, la cual debe entrar entre las raíces, procurando que no queden espacios vacíos, se puede utilizar un bastoncito para realizar este paso.
  • Por último, es necesario regar muy bien el bonsái, hasta que el agua salga limpia por los agujeros que tiene en el fondo la maceta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *