Existen muchas dudas en referencia a la ubicación de los bonsáis. Muchas personas no saben si ponerlos dentro de la casa, en el jardín, en una ventana, entre otros lugares. Pero antes de escoger el lugar ideal para ubicar un bonsái, se deben tener en cuenta diversos factores. Uno delos factores más importantes es la especie de árbol, por cuando esto determina las condiciones que requiere el árbol para su cultivo.
Las condiciones más acertadas para ubicar un bonsái son las que le permitan recibir sol, aire, lluvia y que pueda percibir la humedad de la noche. También, es conveniente saber que las altas y muy bajas temperaturas pueden afectar la salud de un bonsái. Existe un mito sobre que los bonsái pueden vivir en el interior de una casa, pues este mito no es cierto, ya que el bonsái necesita la luz natural.

Condiciones climáticas para el cultivo de bonsáis

Época de verano

Los árboles toman agua a través, de sus raíces y la conducen hacia el tronco y ramas hasta llegar a las hojas, las cuales evaporan gran cantidad de agua. Cuando el clima es seco y la temperatura es calurosa, las hojas evaporan más cantidad de agua. Cuando el calor es muy fuerte las hojas tienden a evaporar más agua de la que le aportan las raíces y si esto sucede las puntas de las hojas pueden sufrir quemaduras. En especial los árboles con hojas grandes y tiernas.
Para evitar que los bonsáis sufran daños en sus hojas por las altas temperaturas se deben ubicar en un lugar que los proteja de las altas temperaturas y del viento. Se pueden colocar en un lugar que les de sombra y que puedan percibir la luz del sol. Es importante recordar que la luz solar es importante para las plantas, puesto que es fundamental para realizar la fotosíntesis.

Época de invierno

En la temporada de invierno las temperaturas suelen disminuir, provocando heladas. En esta época los bonsáis suelen disminuir su actividad con el fin de prepararse para soportar el frio. Asimismo, las lluvias fuertes suelen presentarse durante el invierno, es por ello, que se debe proteger al bonsái de las mismas, ya que pueden ocasionar daño. En el caso de los bonsáis de especies tropicales es necesario protegerlos de las heladas, ya que no tienen la capacidad de soportar fríos intensos. Para protegerlos se pueden ubicar dentro de un invernadero o dentro de una casa.

Mejores lugares donde ubicar un bonsái

Conocer cuáles son los mejores lugares para ubicar un bonsái, va a depender de la especie del árbol y de las condiciones climáticas. Cuando un bonsái se encuentra en una zona calurosa y la especie de árbol no resiste las altas temperaturas conviene ubicarlo en un lugar donde le llegue el sol de la mañana, luego en el medio día se debe ubicar en una zona donde le de sombra, que puede ser bajo de otro árbol o en lugar que le de semisombra.
Cuando el bonsái no resista temperaturas muy bajas debido a la especie del árbol, se debe proteger bajo techo, para evitar los posibles daños que puedan ocasionar las heladas intensas. Los bonsáis son árboles que deben protegerse del encharcamiento de las raíces, es por ello que en época de lluvias fuertes, se recomienda dejarlos bajo techo para evitar la humedad excesiva de la maceta.
También, es importante recordar que el sol es fundamental para cualquier tipo de planta, en especial para los bonsáis. Es por ello que se recomienda exponer el bonsái al sol, con la finalidad de que el árbol realice el proceso de fotosíntesis. Se debe evitar dejarlos todo el tiempo a la sombra, ya que los árboles que se dejan bajo esta condición, suelen crecer mucho y generar hojas muy grandes, características que no son convenientes para los bonsáis.
Existen especies como el Acer Palmatum, que no pueden exponerse directamente al sol, por lo que se debe ubicar en donde solo reciba el sol de la mañana. Asimismo, cuando se realiza la técnica del trasplante de un bonsái, se recomienda protegerlo del sol. Es por ello de, se debe ubicar en un lugar con sombra y de poco viento, para mantener la humedad.

Cuidados de los bonsáis ubicados en el interior

No existe árboles o plantas de interior, ya que estás requieren de la luz solar para subsistir. No obstante, existen algunos tipos de árboles que permiten ser cultivados en el interior de una casa. Generalmente, todos los bonsáis deben situarse de forma adecuada en el exterior, no obstante, esto no implica que durante largas temporadas puedan vivir dentro de una casa. Teniendo en cuenta que dentro de ellas no hay luz solar o humedad necesaria, para la vida de los bonsáis.
Para que un bonsái pueda vivir una larga temporada al interior de una casa se deben tener condiciones de luz y de humedad, que permitan el normal desarrollo del árbol. Par que pueda percibir la luz se recomienda ubicarlo cerca de una ventana muy amplia, sin cortinas, que este bien iluminada, se puede ubicar a una distancia de un metro y medio. En referencia a la humedad, las casas son ambientes demasiado secos. Es por ello que se aconseja ubicar los bonsáis en una habitación fresca lejos de los aparatos de calefacción o electrodomésticos que generen calor.

Ubicación constate

Los bonsáis deben tener una ubicación fija. Muchas personas tienen la costumbre de mover durante el día a los bonsáis, con el fin de que les de la luz solar, pero esta práctica no es muy ventajosa para estos pequeños árboles. Se recomienda dejarlo en un lugar fijo y rotarlo sobre su eje cada 2 o 3 días para que el follaje del mismo se desarrolle de forma pareja, es decir tanto en el frente con es la parte posterior.

Especies de bonsáis que se adaptan al interior

Las condiciones que presentan espacios del interior no son las más adecuadas para los bonsáis, no obstante, existen unas especies de árboles que pueden resistir mejor esta ubicación. Tal es el caso de los bonsáis de especies tropicales, como el sageretia, el serisa, el ficus, la carmona, entre otras. Asimismo, las plantas coníferas y los árboles de hoja caduca, como los juníperos, los pinos y las hayas no tienen resistencia a las condiciones de una ubicación en el interior.