Regar los bonsáis con agua sin cal

7 abril, 2018 0 Por Juan Pascual Azorín Martinez
Regar los bonsáis con agua sin cal

El riego es uno de los cuidados básicos y primordiales que deben tener los bonsáis. Como los árboles son seres vivos requieren de agua para subsistir. Una de las causas principales de muertes de bonsáis es el exceso del riego, ya que ocasiona encharcamiento de las raíces. Las cuales se pudren y luego mueren.

Para poder regar un bonsái es necesario tener en cuenta ciertos factures como el tipo de sustrato, la capacidad de drenaje o retención de humedad, la especie de árbol, las estaciones del año, el clima, el tamaño de la maceta, entre otros factores. También se debe considerar que tipo de agua se utiliza en el riego de estos pequeños árboles.

Tipo de agua que se debe utilizar para el riego de los bonsáis

Regar los bonsáis con agua sin cal

El agua que se debe utilizar para el riego de los bonsáis debe ser de muy buena calidad, es decir, tiene que tener un porcentaje mínimo de elementos minerales. Se recomienda utilizar para el riego agua de lluvia, agua embotellada o agua obtenida bajo osmosis inversa. Estos tipos de agua se caracterizan por tener una composición adecuada y por no tener cloro.

Los bonsáis no deben regarse con aguas que tengan un alto contenido de cal o sean aguas muy duras. Debido a que este tipo de agua le bloquea los poros a las raíces, que son las encargadas de llevar el agua en el proceso de la fotosíntesis. Cuando las hojas del bonsái presentan el borde amarillo como si estuvieran quemadas, es porque las raíces están obstruidas con cal y no pueden compensar el exceso de calor.

Los bonsáis se pueden regar con agua del grifo

Regar los bonsáis con agua sin cal

El agua que proviene de los grifos tiene un alto contenido de cloro, es por ello que no se recomienda hacer el riego con esta agua de forma inmediata. No obstante, si se deja reposar el agua obtenida del grifo en un recipiente destapado, por los menos unas 24 horas, se puede solventar el problema del cloro.

Asimismo, se debe tener en cuenta que en algunas zonas las aguas de los grifos son de tipo dura, es decir, tienen un alto contenido de sales minerales como carbonatos, calcio y magnesio, que las hacen no recomendables para regar los bonsáis.

Frecuencia con la que se debe regar un bonsái

Regar los bonsáis con agua sin cal

La frecuencia con la que se debe regar un bonsái dependen de muchos factores, sin embargo, se tiene como regla general que, cuando la capa de tierra que se encuentra en la superficie este ligeramente seca o comience a secarse, se debe realizar el riego. Cuando esto suceda se debe realizar el riego con abundante agua y se debe dejar de regar hasta cuando por los agujeros del drenaje de la maceta comiencen a drenar el agua.